Push the tempo!

Push the Tempo...

O de cómo guardar un instante!

Hoy día podemos guardar todo. Todo es memorizable, etiquetable. Cualquier cosa puede pertenecer a una lista, un ranking, un conjunto, una cadena…

Un album de fotos, un CD, el disco duro de nuestro ordenador o el cajón de nuestra mesa. Ese cajón repleto de cosas que no valen para nada pero de las que no nos queremos deshacer, que cada cierto tiempo abrimos para endosarle alguna cosa nueva y nos llevamos la ya esperada sorpresa de que no entra nada, que la memoria de esa cajón está completa. Hay que hacerle hueco.
Pues hasta para hacer ese hueco etiquetamos las cosas. Por importancia, por su valor, por el valor del recuerdo al que nos lleva. ¡Vete tú a saber porqué!

Pues qué lástima que no se puedan guardar momentos, que no sea suficiente con inmortalizarlos con una fotografía o con un vídeo. Alguien debería inventar eso. Como cuando agarras la Game Boy y vuelves a jugar al Tetris y por un instante te vuelves a sentir como la primera vez que lo jugaste. Deberíamos tener la posibilidad de volver a sentir lo que ya una vez sentimos.
Quién no ha salido una noche con sus amigos y ha vuelto diciendo “De las mejores noches de mi vida, no se me va a olvidar”

Pues se olvidan, o se deterioran. Los recuerdos, como todo, se erosionan con el tiempo y pierden sus propiedades.

Para no hacerlo, compartamos esos momentos. Dividamos los recuerdos. Paremos el tiempo. Que no sean de uno solo, que un mismo recuerdo sea propiedad de todos. Y de nadie.

Sin más, Push the tempo!

¡Hagamosló!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s