Psé… de Inception, la ciencia ficción y demás chochos mentales…

Vale, ayer fuí al cine a ver Inception, esta película de la que llevaba tanto tiempo detrás y que no sólo no me ha drefaudado sino que ha conseguido paliar todo ese hype con el que salí ayer por la tarde dirección Kinépolis. Voy a tratar de ser escueto a la hora de hacer destripes y demás. En cualquier caso si no has visto la película te recomiendaría que no sigas leyendo. Todo lo que aquí voy a escribir esta vez podría ser, sin serlo, un spoiler monumental de el filme en sí.

Sigo.

Creo que cualquier persona que haya visto la película se habrá formulado en los cinco minutos adyacentes al final del visionado la siguiente pregunta.

¿Cómo saber qué es real?

Matrix ya hablaba de ello. Ya se enchufaban a máquinas para ir a otra serie de lugares y sí, también había arquitectos y demás pero, y soy bastante tajante en este sentido, el que quiera comparar Inception con Matrix no ha entendido nada. El tufillo de la una a la otra se huele a la legua y existen una serie de paralelismos y similitudes bastante claros pero el trasfondo no es el mismo.

Y sigo con la pregunta, que me desvío. Decía House con más acierto que otra cosa en el capítulo final de la segunda temporada lo siguiente:

“Si mi percepción está alterada mi capacidad de discernir también” – Gregory House

Y es que (creo, todo esto es una opinión, no discrimino otras que quede claro) nunca partiendo de una mentira se puede llegar a una verdad. O mejor dicho, nunca partiendo de una no-verdad se puede llegar a una realidad. Las premisas falsas acaban en falacias. De hecho, a modo de comentario sensacionalista y demagógico, diría que en esta sociedad ni desde una premisa verdadera se puede llegar a una verdad-realidad inmutable. Este tema es bastante amplio, podría ponerme a divagar de una forma exacerbada con yo que sé la Relatividad General de Einstein, La interpretación de los sueños de Freud o la Teoría de las ideas de Platón pero carecería de sentido porque la paja mental de la peli ya es, de por sí, tocapelotas.

De hecho aunque en forma parezca lo mismo creo que no lo es y la forma de formular la pregunta anterior influye. Ya no es tanto el cómo saber qué es real sino el saber qué es lo que hace a una cosa real o imaginaria.

¿Si se puede tocar es real? ¿Si se puede oler es real? ¿Si se puede amar es real? Y es cuando entramos con las preguntas que joden. Las que se salen del ámbito científico y entran dentro de lo abstractonírico-esotérico. Porque siendo cabrón esto son todo procesos de nuestro cerebro, de hormonas que nos hacen pensar que estamos oliendo algo o amando algo. Porque se pueden tener mariposas en el estómago soñando. Estímulos vaya. Que sí joder, todos hemos tenido un sueño muy muy muy real. Todos, sin distinción. Y si no, lo siento por tí lector porque mola soñar. A un servidor le mola. Pero claro, ¿se puede amar en un sueño? Encontrar a tu media naranja en un sueño tiene que ser jodido. Useasé, te conoces en la vida real, te enamoras de la idea de el/ella en la imaginaria, te caes de la cama y a currar. Así, jodiendo la marrana.

Pero si hay una pregunta que la película hace que te hagas que toca realmente los cojones es ¿aceptarías vivir en un sueño si te garantizasen que no sabrías que lo es? ¿en un sueño a tu antojo? Ea, ¿cogerías la pastilla azúl o la roja? ¿ojos que no ven, corazón que no siente? o mejor dicho… ¿meterías en una baticao a tu parte consciente y a la subcosciente y que le den? Va venga, vamos a pinchar… si te fueran infiel ¿querrías que te lo contasen?

Todo esta serie de dilemas éticos han estado presentes en muchas películas de ciencia ficción a lo largo de la historia y ya que el tema va de eso me voy a permitir el lujazo de dejar mi Top 5 particular del género.

2001: Una odisea en el espacio

Blade Runner

Inception

Matrix

Regreso al futuro 1 y 2

Me dejo en el tintero muchas más películas que me encantan como Gattaca, Minority Report, Moon (peliculón oiga!), Dune, 12 Monos, Terminator 2, District 9 y algunas más…

Ea, yo lo dejo ahí, cada uno que saque sus propias conclusiones. Intentar meteros otras en la cabeza sería de cabrón. A parte es por lo que la ciencia ficción es mi género favorito. Porque es como ver una película y leer un libro a la vez, encendiendo esa parte de tí que te lleva a imaginar y a hacerte preguntas.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s