Sentido común

Y te asaltan los problemas, desencuentros y demás… y te calientas. Es más, estás muy cerca del punto de no retorno. Parece, a priori, que ya no hay solución. Que todo lo que digas no es que vaya a jugar en tu contra (que también) es que va a jugar en contra de la empatía colectiva.

Haz una pausa. Recapacita durante un segundo y formulate la siguiente pregunta.

Dentro de 50 años, cuando repase mi trayectoria, este momento, por el que estoy discutiendo y perdiendo los papeles… ¿será uno de los días más importantes mi vida? ¿lo recordaré? ¿lo haré?

Probablemente la mayoría de las veces en las que te hagas esa pregunta la respuesta sea negativa así que pasando. La mayoría de nimiedades por las que a diario veo discutir podrían quedarse en un simple y llano “Venga, no pasa nada” por cualquiera de las partes y sin embargo, muchas veces (por suerte hay gente con sentido común), no es así.

Que si la vida ya es complicada por sí sola no te la compliques más de lo necesario. A mí, preguntarme eso, me sirve. Si no, date por jodido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s