Antes y después del 12M

El debate es profundo e intenso pues en las bases del movimiento está la metodología que llama a replantearse las cosas una y otra vez por la oposición de la cultura mediática y, sobre todo, la clase política que se ha esforzado en pedir cuentas, una y otra vez, a un movimiento que nació para pedirles cuentas a los políticos.

A pocos días de que nos plantemos en el 12M las tensiones se avivan, el debate se reabre y nacen nuevas interpretaciones y matices. La tesitura es triste pues la energía de mucha gente en tanto que encontrar trabajo cada vez es más difícil se centra en la propia lucha activa hackeando los espacios, elaborando y cuidando el procomún como es la calle o haciendo pedagogía a través del ejemplo que supone el hacer política en las asambleas de barrios. Pero el miedo, subrayemos esta palabra, se posiciona en todas las que tratan de promover el cambio. El ahogo al que se está sometiendo a la sociedad a base de eufemismos ‘de esfuerzo y ahorro’ por parte del gobierno dificulta las acciones, bloquea y consigue, seamos sinceros, lo que se propone: Parar el replanteamiento de un sistema que se antoja en subsanar y sanear las cuentas a base de tijera dejando de lado el que es el problema de raiz como es la cultura del mercado y el marco de una deuda que crece al mismo tiempo que se compra en pos de su bancarrota.

De los miedos, la falta de esperanza y las líneas que se escriben a base de decreto ley  (15 de las 16 medidas adoptadas por el PP han sido por esta vía) criminalizan, ya no la resistencia pasiva, sino el mero hecho de manifestación en lo que plantea un dura dicotomía entre censura y miedo. Ahora, ¿cuál es el objetivo principal contra el que debe luchar el 15M? Conectar con la gente. Lanzar nodos de acción y sumar a toda una masa crítica dubitativa y bloqueada por la situación familiar y por una cultura de la transición que hace pensar que hacer política es ver el telediario cada día.
Pero la realidad es que el 15M debe estar una y otra vez justificando la no-violencia, la acción pacífica y el arte y el humor que han sido medios indispensables en esos puntos intermedios entre lo que es la red y la ética de cada uno.
Quizás reincidir en el carácter no-violento del propio 15M supone una carga y posiciona al movimiento en una tesitura injusta en la que es él el que está en posición de defraudar a alguien. Ahora, y a título personal, diría que no la reiteración de estas ideas no están de más de igual manera que las manifestaciones masivas consiguen metas que de otra manera son imposibles. De la cultura de la transición y del flaco favor de medios de comunicación está esa otra pedagogía política que solo entiende de cifras y ella actúa y coacciona a mucha gente que ha dejado de creer.
Acción y difusión han sido siempre las vías de un 15M que se ha caracterizado siempre por la puesta en práctica del eslogan no-corporativo más cercano al activismo. ‘Piensa global, actua local’. Es fácil parafrasearse y soltar un ‘Piensa en Sol, actúa en los barrios’. Lo que piensas es lo que te importa, en lo que actúas es donde hay cosas que cambiar. ‘Piensa en Europa, actúa en los mercados’ podríamos aconsejar a un joven Hollande que se desmarca como la esperanza de muchos para plantar cara a Merkel.

Se llega entonces a un día 12M donde los marcos propositivos que nazcan de los puntos informativos son vitales. Difusión. Hacer sentir al ciudadano un actor no-ajeno y no-pasivo de toda esta realidad que nos enmarca es tarea de todos, a base charla y café. Inmiscuir a la calle en nuestras decisiones, tener presente los bienes procomunes, entender de qué manera nos tocan cada una de estas cosas.
El carácter individualista de una sociedad a la que se lanza cada vez más al ‘sálvese quién pueda’ genera diferencias y difumina los objetivos. Importante es entonces acercar el lado colectivo del problema a la ciudadanía y por ende, acercar ese mismo lado a la solución.

La acampada. Algo que se está convirtiendo casi en una palabra tabú. Miedos y porras sobrevuelan las ideas de personas que no quieren dejar de luchar pero que tampoco les es de agrado recibir palos por ello amparándose en la búsqueda de otras alternativas no-violentas, independientemente de que esa violencia venga de otros. También respetar que no todos quizás sean capaces de posicionarse en ese sentido, de llevar cargas a las espalda de semejante tonelaje.

El 12M intentaremos charlar. Ahora, se debe desasociar la conceptualización del 12M como un aniversario. Alejarse de la iconografía y la simbología. Queramos o no las Quechua son al 15M lo que las banderas de PPSOE son a sus respectivos. No deja de ser una bandera, un icono y que, para mucha gente tiene asociadas una serie de connotaciones negativas. Es entonces tarea del 15M ser inteligente y conocer este tipo de pensamientos y realidades, que están ahí, y saber llevar los acontecimientos que se generen de su marco y hacer inclusivo también el discurso semántico, lingüistico e iconográfico renegando de cosas de las que se renegaba en el propio discurso.
Proyectos asociativos, asambleas de barrios, conjunción con otros tipos de lucha o la inclusividad de las permutas son cosas que nacen a la sombra de un movimiento que debe alejarse, en mi opinión, del discurso cosas como la nueva DRY que está cada día más cerca de la parte más rancia y obsoleta de manejo de las ONG’s. Alejarse de las imágenes de marca, no desgastar el concepto 15M y asociarlo a cualquier cosa y, sobre todo, dejar que los talentos surjan como ha estado haciendo hasta ahora.

La presión por el cambio nacerá de la constancia, del refresco de caras en las asambleas de barrio a raíz de este Mayo de 2012, de la generación  de nuevos proyectos, de tejer red entre unas y otras y fomentar formas de comunicación que impidan la censura y fomenten los contextos, el tono de voz o las miradas que aclaren los caminos y desglosen las metas.

Seguimos en las plazas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s